¿Sabes qué cadenas lleva tu coche y cómo ponerlas?

09.12.2020
¿Sabes qué cadenas lleva tu coche y cómo ponerlas?

Con los efectos del primer temporal de frío aún presentes en casi toda España, te explicamos los diferentes tipos de cadenas de nieve que existen, cómo ponerlas y cuánto cuestan. No olvides llevarlas en el maletero de tu coche para no quedarte atrapado en mitad de un temporal como el que acaba de atravesar la Península Ibérica.


El primer consejo que te damos es que, si vives en zonas frías, con temperaturas que no superan los 7 grados o donde nieva con frecuencia, lo más recomendable y seguro es montar neumáticos de invierno. Está demostrado que los neumáticos de invierno se comportan mejor que los neumáticos de verano en temperaturas por debajo de 7º C positivos, tanto en conducciones de seco como en mojado, consiguiendo mejores resultados en frenadas, mejor tracción en aceleración y mejor direccionalidad en curvas.

Los neumáticos de invierno pueden evitar situaciones de riesgo e incluso pueden librarte del uso de cadenas en carreteras con poca nieve, pero lo mejor es llevar siempre cadenas en el maletero cuando circulemos por zonas de mucho frío para estar preparados en caso de que la situación se complique y no sea suficiente con los neumáticos de invierno. En España las circunstancias varían mucho según la provincia, por lo que puede ser suficiente ir con ruedas de verano y, de manera puntual, con cadenas de nieve.

Tipos de cadenas

A la hora de escoger cadenas se puede elegir entre metálicas, semiautomáticas, textiles y 'sprays'. Las cadenas metálicas son las más utilizadas, las clásicas con eslabones metálicos. "Ofrecen la mejor relación efectividad-precio, ya que garantizan una conducción segura sobre nieve o hielo y son las más económicas, pero en su contra tienen que su montaje es más complicado, que pesan, que son ruidosas en circulación y no son compatibles con el uso correcto del control de estabilidad o ESP", explica el Real Automóvil Club de España (RACE).

Cadenas metálicas

Las cadenas metálicas tienen un precio aproximado de entre 19 y 50 euros, y es importante saber que no se debe circular con ellas en carreteras sin nieve porque deterioran el neumático y la llanta. Para colocarlas hay que desabrochar el aro rígido y pasar un extremo tras la rueda, deslizándolo por el suelo. Luego habrá que cerrar el aro interior, centrarlo y hacer lo mismo con el anillo exterior, apretando el tensor.

Cadenas textiles

Otro tipo de cadenas muy utilizadas son las de tela o textiles. Consisten en una funda de tela que recubre la banda de rodadura del neumático y son muy populares por su poco peso y su montaje sencillo. "Al circular son las más suaves, pueden ser utilizadas con el ABS y el ESP, y no dañan la llanta, aunque en su contra tienen que se estropean con más rapidez", explica el RACE.

El precio de las cadenas textiles va desde los 30 euros hasta los 100 de algunos modelos con mayor durabilidad. Se colocan como una funda que abraza la rueda. Primero se cubre la parte superior de la rueda, luego avanzamos con el motor encendido media vuelta y se termina de colocar la funda sobre la parte del neumático que antes apoyaba en el suelo.

Cadenas semiautomáticas

Las semiautomáticas también son conocidas como cadenas Spikes Spider y están formadas por una parte fija que siempre va instalada en la llanta y otra parte móvil que es la que montamos o desmontamos según las condiciones del asfalto. "Su montaje es rápido, son muy eficaces cuando hay gran cantidad de nieve o hielo y su durabilidad es muy alta. En contra tienen su precio, mucho más caras que las convencionales por eso se recomiendan para un uso muy frecuente y para vehículos de alta gama y con neumáticos de perfil bajo", puntualiza el RACE. El precio puede variar desde los 200 hasta los 600 euros, aunque la gran ventaja es que son de fácil montaje.

Cadenas líquidas o 'spray'

Se conocen con el nombre de cadenas líquidas, pero en realidad se trata de un 'spray' que se aplica sobre la banda de rodadura del neumático para aumentar su adherencia en un momento puntual. "Su principal función es sacarnos de un apuro, pero no es un sistema permitido para circular cuando es obligatorio el uso de cadenas", advierte el RACE. El nivel de seguridad que ofrece el 'spray' es muy bajo, pero su principal ventaja es que es muy barato: entre 5 y 7 euros.

En qué ruedas se colocan las cadenas

Cuando vayamos a poner las cadenas de nieve en los neumáticos del coche hay que tener en cuenta dónde están las ruedas motrices (las que reciben la fuerza del motor), pues será en ellas donde hay que colocarlas. Todos los tipos de cadenas se montan siempre en el eje de tracción, que normalmente es el delantero, salvo que nuestro coche sea de tracción trasera. En ese caso las ruedas motrices estarán en el eje trasero y es en ellas donde deben ponerse las cadenas en condiciones de poca adherencia.

Esto significa que no es necesario poner las cadenas en las cuatro ruedas, ni siquiera en los coches de propulsión trasera. Basta con ponerlas en las ruedas motrices, ya que las directrices delanteras (en el caso de los coches de propulsión trasera) no tienen fuerza de tracción y no van a patinar sobre la nieve. Pero ¡cuidado¡, en la mayoría de turismos que se comercializan en España las ruedas motrices son las mismas que las directrices (las delanteras), así que con más motivo las cadenas hay que ponerlas en las ruedas delanteras, no en las traseras. Por lo tanto, no es necesario comprar cuatro cadenas, tendremos suficiente con un solo juego de dos. Así no ocuparán tanto espacio en el maletero y el montaje será mucho más rápido y sencillo.

Otra cosa es que nuestro vehículo sea de tracción total o a las cuatro ruedas (4x4). En ese caso habrá que seguir las recomendaciones de cada fabricante respecto a la instalación de cadenas, ya que existen distintos tipos de transmisiones integrales según la marca y el modelo del coche: total permanente (AWD), total conectable (4WD), con diferencial central, sin diferencial central...

En cualquier caso siempre hay que viajar con precaución, disminuir la velocidad y posponer el viaje si vemos que se complica mucho la circulación. La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil nos da una serie de consejos básicos para circular con nieve o hielo: "Cadenas en ruedas motrices, uso de marchas largas (4ª o 5ª, cuando sea posible), circular a menos de 40 km/h, mantener la distancia de seguridad, frenar suavemente y llevar cargada la batería del teléfono móvil" por si tenemos que pedir ayuda a los servicios de emergencia.